domingo, 20 de diciembre de 2009

¿Cambio climático?

El cambio climático se ha convertido en un nuevo mantra que todo lo explica y justifica. Tanto se habla de él, tantos comentan sobre su inevitabilidad que ya se ha convertido en una verdad incuestionable, un dogma de fe que no se discute bajo pena de santa excomunión de la religión del buenismo y expulsión del paraíso de lo políticamente correcto, de las verdades absolutas oficiales.

El calentamiento global no tiene propiedad intelectual, es de dominio público y por tanto, cualquiera puede hablar sobre ello y asociar la última helada, el ultimo calor, la última tormenta al cambio climático y quedarse tan ancho, ya que no obliga a nada, no hay que rendir cuentas ante nadie ni dar explicaciones o justificaciones.

No importa que los datos sobre los que se sustenta la teoría, pues de eso se trata, de una teoría aún, ya que no existe demostración inequívoca, no importa decíamos, que los datos, aún ingentes, no sean lo suficientemente sólidos como para no ser discutidos. Estamos hablando del planeta, del conjunto de la atmósfera y las magnitudes se nos escapan. Los datos sobre los que se trabaja son:

a) aquéllos de los que se dispone, es decir, no se trata de datos que han sido recogidos ex-profeso para demostrar o sustentar una teoría o un experimento.

b) insuficientes, apenas un sondeo en la inmensidad de la atmósfera y el tiempo del planeta.

c) y sólo atienden a una variable, relacionando el incremento de temperatura con el nivel de CO2 en la atmósfera

No obstante la teoría se acepta y se convierte en realidad. Los científicos críticos se silencian, simplemente no dándoles lugar en las publicaciones o foros de discusión. No hay debate. Los funcionarios y los políticos sustituyen discusión de la ciencia por reglamentos y estrategias. El calentamiento global se convierte en asunto de economistas. Qué coste tendrá, qué impacto en tal o cuál sector, en tal o cuál país. Se llega a trazar un gráfico que correlaciona el incremento de la temperatura con el dinero invertido en controlar las emisiones de CO2: si Obama invierte 1 Billón la temperatura subirá un grado y medio, si China compromete 2 Billones la temperatura bajará 0,7 grados.

Así que ya podemos criminalizar y poner cara a los responsables del calentamiento global. Bush era uno de ellos, y ahora lo será Obama y los chinos. No los Europeos, no, encabezados por nuestro ínclito presidente de gobierno, que están muy comprometidos y comprometen lo que no tienen y no pueden controlar en unos objetivos irreales y fuera de razón.

Claro que a problema planetario, líderes planetarios, reunión plantaria, confluencia cósmica, ya predicho por Pajín, exceso verbal, exceso cósmico, cebando la nueva industria (in)sostenible, el mercado mundial del cambio climático, con sus propios gurús y Al Gore su profeta, su bolsa de derechos de CO2, sus agentes y funcionarios, sus comisiones y reglamentos, sus multinacionales y sus detractores. Este mercado va a consumir el 1% del PIB mundial al año, va a generar un PIB de trillones en los próximos años con la misión de evitar que el planeta se caliente 1 grado, dentro de 50 años!



Pero quizá el efecto más perverso de la teoría del cambio climático no es el mal uso de los recursos económicos del mundo, sino que aleja la conciencia medioambiental del ciudadano. La cosa funciona más o menos así:

"El deterioro medioambiental del planeta es debido al aumento de las temperaturas globales, no consecuencia de nuestras acciones individuales, y por tanto algo que sólo se puede controlar con la adopción de medidas a nivel mundial, gastando presupuestos billonarios y contando con el liderazgo de personajes de escala planetaria como los ya nombrados. Yo, Juan Perez, o John Doe, no podemos hacer nada, solamente confiar en nuestros inspirados dirigentes y esperar que con su acierto nuestras generaciones futuras puedan disfrutar de este planeta. Así que mientras tanto sigo viviendo como antes."

"Está bien, compraré bombillas y electrodomésticos de bajo consumo, algo que haría en cualquier caso: una de las consecuencias del desarrollo tecnológico. Efectivamente, en la compra de mi nuevo vehículo miraré el consumo y sus emisiones de CO2, mitad por la crisis y el coste cada vez más alto de la gasolina (debido a los impuestos necesarios para subvencionar las bombillas de bajo consumo), mitad porque desde Henry Ford III los coches cada vez consumen y contaminan menos a pesar de sus cada vez mejores prestaciones."

"Pero en lo esencial seguiré viviendo de la misma manera. Seguiré tirando las bolsas de plástico indiscriminadamente, reciclando sólo lo imprescindible, comprando productos, tóxicos más que contaminantes, en las tiendas de los chinos, tirando la colilla por la ventanilla etc...etc..."

"No importa estoy tranquilo, nuestros líderes velan por nosotros, la luz en La Moncloa nunca se apaga y ellos saben lo que hacen. Vale, es verdad que han dejado secar La Tablas de Daimiel cuando se podía haber evitado con un pequeño trasvase, pero seguro que en lo del calentamiento climático, o cambio global o lo que sea, seguro que aciertan."

Y si no aciertan, ni ellos ni nosotros lo vamos a poder saber, y ahí está la gran burla, la gran trampa. Aquí no hay posibilidad de perder. Si apuestas por el cambio climático no te equivocas. Si por azar aciertan con sus predicciones y la temperatura del planeta se mantiene próxima al objetivo, bingo! los grandes líderes una vez más salvaron al planeta.

Si, como es previsible no se alcanzan los objetivos de control de la temperatura global...dentro de 50 o 75 años, no estaremos, ni estarán allí para comprobarlo.

Así que apúntate al cambio climático global, como dicen los americanos, es un win, win.

4 comentarios:

Jorge dijo...

Tengo varios comentarios, no se si publicarlos todos juntos o por separado. Juntos ahorro tiempo y espacio y por lo tanto alguna influencia tendrá en el calentamiento global, aunque yo cada día pase más frío (me iré haciendo mayor). Separados cobran más importancia pero consumen más energia vital para evitar el calentamiento global. Tendré que decidirme, pero de momento:

En esta cumbre global de líderes cósmicos no veo los nombres de los líderes religiosos. Esos, que según todas las creencias tienen conexión divina y por lo tanto podrían interceder por nosotros.

He decidido publicar mis comentarios por separado pese al consumo energético que la transmisión electrónica pueda suponer.
Así que seguiré después de mi clase de alemán.

Totized. La palabra clave suena como idiotizados por lo que ocurre o debate.

Angel Santos dijo...

Espero con ansiedad la segunda parte de tus comentarios que como siempre tendrán peso específico.

Álvaro Santos dijo...

Dios «hace salir el sol sobre buenos y malos y hace llover sobre justos e injustos» (Mateo 5,45).
«¿Hay acaso entre los ídolos de las gentes quien pueda hacer llover?» (Jeremías 14,22).

comper, quizá derivación de la actividad más habitual en Navidades, o del humano hábito de querer compararlo todo...

Angel Santos dijo...

Midator es la palabra clave que la unión de dos dioses o semi-dioses: Midas el rey voraz de riquezas y poderoso en bienes materiales, se junta con Tor, el dios del trueno y del cielo vikingo.

Simbolizan nuestro afán de querer dominar el viento con dinero. El dinero puede muchas cosas pero quizá no ésta.